Hace aproximadamente 36 años, Dr. Armando Alducin tuvo un encuentro personal con el Señor Jesucristo.

Después de una vida en la que estudió y experimentó diversas filosofías y religiones, Armando se convirtió al ateísmo, afirmando que no podía existir una verdad absoluta en ningún sistema de pensamiento.

Fue entonces cuando su hermano Alejandro, le llevó a conocer a Emilio Aandereud, un misionero que vino a México. Armando quedó subyugado por el amor y conocimientos bíblicos de este misionero.

Emilio le explicó que el cristianismo no es una religión, sino una relación personal viva y dinámica con Jesucristo, el Hijo de Dios y que le era necesario arrepentirse y creer que Jesús murió en la cruz para pagar por sus pecados.

Armando, lleno de lágrimas, cayó de rodillas y le entregó totalmente su vida a Jesucristo haciéndolo su Señor y Salvador.

Tres años más tarde, el Señor lo llamó al ministerio para predicar y hacer discípulos en México.
Fundó en 1982 la iglesia “Vida Nueva para México” la cual posteriormente cambiaría de nombre por “Vida Nueva para el Mundo”, pues no sólo logró alcanzar a México con el evangelio, sino que Dios le abrió las puertas para dar a conocer de su amor en muchas otras naciones.

Junto con su hermano Alejandro y otros pastores, ha fundado más de 40 iglesias en diferentes partes de México, E.U., Europa e Israel, además de sostener a varias misiones alrededor del mundo.

Actualmente, "Vida Nueva para el Mundo" está llevando el evangelio a más de 55 naciones en el mundo mediante los programas de televisión transmitidos a través de la cadena ENLACE, en donde Armando sale dos veces por semana al aire compartiendo poderosos mensajes de la Palabra de Dios.